anuncio

La alimentación es uno de los mejores afiliados para tener una buena salud a lo largo del tiempo. Gracias a ella podemos obtener los alimentos que necesita nuestro cuerpo para mantenerse sano.

anuncio

Sin embargo, si nuestra nutrición no es muy buena, se verá afectado nuestro sistema digestivo. Como resultado, terminaremos amontonando toxinas en el cuerpo que nos causan daños.

Esa es una de las primordiales razones por las que cientos de personas sufren de estreñimiento hoy en día. Y es que el popular adagio que dice “somos lo que comemos” tiene algo de cierto. Si los alimentos que escogemos no son tan saludables, serán más difíciles de digerir. Esto a su vez hace que tengamos problemas a la hora de extraer los nutrientes de los alimentos.

Lo anteriormente dicho es muy similar a una cadena donde cada argolla está unida a otra. Una cosa trae como resultado otra, y otra, y otra hasta que nos causa graves conflictos de salud. Finalmente acabamos con el intestino lleno de materia fecal por no poder expulsarla apropiadamente.

Si nosotros conocemos que no tenemos la mejor de las nutriciones, lo recomendable es que nos sometamos a una limpieza cada 6 meses. De esta forma nos aseguraremos que nuestro cuerpo esté libre de toxinas dañinas. De la misma manera, podremos estar seguro que nuestra salud mejorará y dificultosamente nos enfermaremos.

Si ves necesario someterte a una limpieza tienes diversas opciones. Una de ellas sería someterte a un tratamiento médico. La única pérdida con esto es que tendrás que pagar una buena suma de dinero para hacerlo. Otra alternativa sería hacerte una auto-limpieza en tu propio hogar con un remedio casero. Si no conoces cómo hacerlo, a continuación te mostramos como elaborarlo.

PREPARATIVOS.

QUÉ NECESITAREMOS: Ciruelas pasas (150 gramos). Dátiles (150 grs). Agua (5 tazas). PREPARACIÓN Y USO: La preparación de este remedio es intensamente sencilla y no nos quitará mucho tiempo. Lo primero que debemos hacer en poner a cocer el agua. Mientras comienza a hervir, trozaremos las ciruelas y los dátiles a la mitad. Cuando el agua esté hirviendo, echaremos los demás componentes y dejaremos hervir por 15 minutos. Finalmente, apagaremos el fuego y dejaremos descansar unos instantes.

Esta sustancia la debemos echar en un envase con tapa y lo reservaremos en la nevera. Cada mañana, sin desayunarnos, debemos consumir 1 cucharadita de esta sustancia. Con el paso de los días, veremos cómo nuestro vientre se deshincha al haber expulsado toda la materia fecal de nuestras entrañas.

Este modo lo puedes repetir hasta que lo consideres necesario. Eso será suficiente para dejar tu cuerpo limpio y saludable como el de un bebé. Por eso, no pierdas más tiempo y limpia tu organismo con este laxante casero. Verás cómo quedas sorprendido con los resultados adquiridos.

Ciertamente, te agradecemos por tomarte el tiempo para analizar este artículo. Ahora bien, si no has tenido la oportunidad de comentar en la publicación en facebook, por lo menos dime HOLA; así sabré que me lees. si te encuentras válida y útil esta información, de favor te pedimos que la compartas en tu muro y la verás cuando quieras. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita, sería considerado muy apreciado.

Es de suma importancia aclarar las recomendaciones dadas por Salud en tus Manos, ya que éstas son para informar y educar. Por lo tanto, este portal no sustituye ninguna recomendación médica de expertos, diagnósticos o de algún tratamiento profesional. Lo aconsejable sería consultar a su doctor con cualquier pregunta que logres tener de un problema médico.

Comments

comments

Compartir