anuncio

Cuando comenzamos a presentar dolores de toda clase tratamos de analizar de donde vienen y por qué están ahí, siempre especulamos en movimientos que hacemos o en golpes que recibimos, pero muy pocas veces especulamos en que puede ser una cuestión meramente emocional.

anuncio

Es así, la forma en la que nos sentimos numerosas veces dicta cómo estará nuestro cuerpo o que dolores presentaremos, tan sencillo como eso, la cuestión está en saber leer esto y entender en dónde es que estamos fallando para resolver los dolores que tenemos.

Existen cosas como el estrés o la tristeza que hace que aparezcan distintos dolores, hoy te traemos una lista de 20 señales que hablan acerca de los dolores musculares causados por emociones, veamos cuáles son para que conozcas lo que puedes hacer para solucionarlo.

LOS DOLORES FÍSICOS PRODUCIDOS POR ESTADOS EMOCIONALES.

DOLORES MUSCULARES. Esto indica que no somos lo adecuadamente flexibles con la situación de nuestra vida.

DOLOR DE CABEZA. Hay una decisión significativa que no has tomado, analízalo.

DOLOR EN EL CUELLO. Esto es que no has podido perdonar o un conflicto que no has olvidado, trata de superarlo.

DOLOR EN LAS ENCÍAS. Esto quiere decir que hay otra decisión carente en tu vida, trata de resolverla.

DOLOR EN HOMBROS. Esto tiene que ver con la carga emocional, escoge las cosas más a la ligera y trata de hablarlo con alguien.

DOLOR DE ESTOMAGO. El estrés es tu peor enemigo, intenta reducirlo lo más que puedas.

DOLOR EN LA PARTE SUPERIOR DE LA ESPALDA. Es porque requieres un poco de apoyo emocional.

DOLOR DE ESPALDA BAJA. Las preocupaciones financieras son las primordiales en esto.

DOLOR EN EL SACRO Y CÓCCIX. Es porque hay una situación que no has afrontado, hazlo de una vez.

DOLOR EN LOS CODOS. Te resistes a los cambios que se aproximan en tu vida, deja que la vida fluya.

DOLOR EN LOS BRAZOS. Hay una carga pesada personal o de alguien más, escoge en consideración si es importante.

DOLOR EN LAS MANOS. Es porque hay algo que no has podido conseguir o conectar.

DOLOR EN LAS CADERAS. Tienes miedo de menearte a hacer algo nuevo.

DOLOR EN LAS ARTICULACIONES. Falta flexibilidad de tu parte para admitir los nuevos cambios en tu vida.

DOLOR EN LAS RODILLAS. Estás cayendo en la pretensión, frecuenta ser más humilde.

DOLOR EN LOS DIENTES. No te gusta la situación en que convive y esperas a que se solucione pronto.

DOLOR EN LOS TOBILLOS. Te falta placer y diversión, ofrécete un poco de tiempo.

DOLOR POR FATIGA. Te aburres y niegas lo que se aproxima en tu vida, deja que progrese.

DOLOR EN LOS PIES. Sufres de una depresión o baja de ánimos, intenta hacer algo divertido que te desconecte.

Comments

comments

Compartir