Un elemento básico de una alimentación saludable y moderna es el aguacate. Su próxima porción de un guacamole sabroso puede ser un bocado saboreado libre de culpa debido a la presencia de esta fruta sana.

anuncio

Los cuantiosos beneficios para la salud de los aguacates se han instalando en la comunidad que cada vez es más reflexivo del cuidado de la salud. Esta fruta contiene vitaminas esenciales como la vitamina B5, B6, C, K, E, asimismo de minerales como el potasio. Los aguacates son también una excelente fuente de fibra, y se sabe que tienen un ácido graso conocido como “corazón sano” que se halla en el aceite de oliva.

Debido a su versatilidad en la cocina, la notoriedad de los aguacates ha seguido aumentando. Pueden incluirse fácilmente en cualquier plato para incrementar el color, o para sustituir a las opciones menos saludables ya que no cambian el gustillo de la comida. Pero para que ya no tengas que comprarlos, puesto que suelen ser costosos, te explicamos cómo hacerlos crecer en tu propio patio, y que puedas disfrutar de este fruto tan sabroso como saludable.

1) TODO PARTE DE UNA SEMILLA DE AGUACATE.

Tome su semilla de aguacate y meta en ella cuatro palillos a modo de puntos cardinales. Esto servirá de soporte de la semilla. Tome un envase con agua y coloque la semilla sostenida por los palillos de modo que esté en contacto con el agua sólo una parte, sin que se ahogue por completo.

Imagen relacionada

La semilla debe persistir en remojo entre 2 y 6 semanas en un lugar cálido, pero no con sol directo. Cambie el agua cada 2 días para evitar la formación de bacterias que afecten a su semilla. Al cabo de unas semanas, la semilla destrozará su piel marrón y se abrirá una grieta en la parte superior de donde empezará a emerger la raíz.

Realice una poda de estas primeras raíces que van brotando y cuando ya tenga nuevas, retire los palillos y la raíz de su nueva planta de aguacate estará preparada para ser plantada en la tierra.

2) HORA DE PLANTAR.

En una maceta de terracota de entre 20 y 25 cm ubique tierra hasta 2 cm debajo del borde. Si logra conseguir fibra de coco, ayudará como abono y logrará mejores resultados. Introduzca la semilla de forma tal de que las raíces queden en la tierra y parte del resto de la semilla permanezca expuesta hacia arriba.

Resultado de imagen para plantar semilla de aguacate con fibra de coco

Asegúrese de que la maceta tenga un excelente drenaje. Riegue de manera tal que la tierra siempre esté húmeda, pero sin aturar. Compruebe que las hojas no se pongan amarillas, lo que determina que existe una abundancia de riego.

3) ¡DISFRUTE DE SU PROPIO AGUACATE!

No hay nada mejor que regocijarse de algo que realizamos por nuestros propios medios. La planta de aguacate no necesita superiores cuidados más que un poco de sol y de agua. Lograr el fruto puede llevar un tiempo, pero los efectos serán gratificantes.

Ciertamente, te agradecemos por tomarte el tiempo para analizar este artículo. Ahora bien, si no has tenido la oportunidad de comentar en la publicación en facebook, por lo menos dime HOLA; así sabré que me lees. si te encuentras válida y útil esta información, de favor te pedimos que la compartas en tu muro y la verás cuando quieras. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita, sería considerado muy apreciado.

TE PUEDE INTERESAR: Realiza estas pequeñas modificaciones y tu [email protected] se verá mejor que [email protected]

Es de suma importancia aclarar las recomendaciones dadas por Salud en tus Manos, ya que éstas son para informar y educar. Por lo tanto, este portal no sustituye ninguna recomendación médica de expertos, diagnósticos o de algún tratamiento profesional. Lo aconsejable sería consultar a su doctor con cualquier pregunta que logres tener de un problema médico.

Comments

comments

Compartir