Con el PODER CURATIVO que tiene este vegetal, No necesitarás más fármacos en tu vida.

El olivo es el vegetal del que se consiguen las aceitunas y es oriundo de Asia y Siria. Ya los egipcios la usaban con fines saludables e inclusive disecaban a sus muertos con hojas de olivo. Hoy en día se siembran en muchos países como Australia, Chile y Perú. La oleuropenía es una sustancia adecuada de las aceitunas que se haga, es la base de sus propiedades saludables y que de la misma forma es la que les provee ese gusto un tanto amargo. Esta sustancia accede alcanzar beneficios sin tener que consumir tanto aceite. Entre numerosas de sus propiedades podemos contar con algunas como éstas.

FORTALECE EL SISTEMA INMUNE: El estrés, la vida agitada y las preocupaciones debilitan nuestro sistema inmunológico, dejándonos a merced de cuanta enfermedad ande rondando. Las hojas de olivo cuentan con propiedades antioxidantes y antibacterianas que mejoran las posibilidades de combatir virus e infecciones por parte de nuestro organismo.

anuncio

CONTROLA LA PRESIÓN ARTERIAL: Las pruebas que se han hecho en animales han demostrado que las hojas de olivo ayudan a disminuir la presión arterial y esta es una buena noticia para los pacientes hipertensos. Dilata los vasos sanguíneos y permite un mejor flujo de la sangre. También reduce los niveles de colesterol y por ende, previene la arteriosclerosis. Es necesario beber infusiones de hojas de olivo con supervisión médica, sobre todo si el paciente ya se encuentra tomando medicamentos para la presión arterial.

POSEE PROPIEDADES ANTIVIRALES: Estas hojas al mismo tiempo son ideales para tratar y prevenir infecciones, ya que neutralizan los virus y ayudan al cuerpo a combatirlos de manera natural.

REDUCE LOS NIVELES DE GLUCOSA: Algunos estudios sostienen que la oleuropenía podría ser beneficiosa para pacientes diabéticos ya que reducen los niveles de glucosa en sangre.

PREVIENE CIERTOS TIPOS DE CÁNCER: Ya todos sabemos que el aceite de oliva es el más sano entre el resto de los aceites gracias a la oleuropeína. Este aceite es particularmente usado en la dieta mediterránea y allí es donde encontramos menor tasa de enfermos de cáncer, lo que convierte a las hojas de olivo en un suplemento importantísimo para reducir los riesgos.

ÚTIL CONTRA ARTRITIS: La oleuropenía de las hojas de olivo también tiene incidencia en enfermedades como artritis, reuma y otras en donde se ven afectadas las articulaciones. Cuenta con propiedades antiinflamatorias que reducen el dolor e incluso pueden evitar la aparición de estas enfermedades.

ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS: Las hojas de olivo cuidan de nuestro sistema nervioso y previenen enfermedades neurodegenerativas tal como arteriosclerosis, Alzheimer y Parkinson.

Otros beneficios: Las hojas de olivo funcionan como preventivo para personas que son proclives a contraer enfermedades infecciones o resfríos. Otros pacientes le adjudican beneficios al olivo en relación al tratamiento de la psoriasis, alivio en el dolor de las hemorroides, dolores de muelas y musculares. Algunas consideraciones a tener en cuenta: Las hojas de olivo están contraindicadas para mujeres embarazadas o en período de lactancia y también a pacientes hipertensos o diabéticos que deberán consultar antes a su médico.

Compartir